domingo, 1 de abril de 2018

Profiteroles con nata y salsa de chocolate




Ingredientes:

Para la masa:
·      125 ml de leche
·      50 gr. de mantequilla
·      ½ cucharadita de sal
·      75 gr. de harina
·      1 cucharada de azúcar
·      2 huevos grandes

Para el relleno:
·      200 ml de nata para montar
·      1 cucharada de azúcar

Para la salsa:
·      100 gr. de chocolate
·      100 ml de nata para montar


Preparación:

En primer lugar, encendemos el horno a 180ºC. Mientras se calienta, vamos a elaborar la masa de los profiteroles.

En un cazo añadimos la leche, una cucharada de azúcar, la sal y la mantequilla. Cuando empiece a hervir, vertemos la harina de un golpe.

A fuego suave, removemos la mezcla hasta conseguir una bola que se pegue sobre la cuchara.

Retiramos la masa del fuego y dejamos que entibie, removiendo con unas varillas.

Después, añadimos al cazo los huevos uno a uno sin parar de remover hasta que se incorporen por completo.

Introducimos la masa de profiteroles en una manga pastelera de boquilla lisa o rizada y vamos formando bolitas, separadas entre sí, sobre una placa de horno forrada con papel vegetal de horno.

Cocemos las bolitas en el horno a 180º C, durante 20-25 minutos hasta que tengan un color ligeramente dorado. Una vez horneadas, dejamos que se enfríen.

Mientras se cocinan los profiteroles en el horno, montamos en un bol la nata bien fría con la cucharada de azúcar con la ayuda de unas varillas eléctricas.

Preparamos la salsa de los profiteroles calentando la nata. La retiramos del fuego y añadimos el chocolate troceado, removiendo la mezcla hasta que los ingredientes se fundan por completo. También lo podemos calentar todo junto en el microondas.

Retiramos los profiteroles del horno y los dejamos enfriar.

Una vez fríos, los abrimos a la mitad. Introducimos la nata montada en una manga pastelera de boquilla rizada grande y rellenamos los profiteroles.

Rociamos los profiteroles con salsa de chocolate y servimos.

(Fuente receta: canal cocina)

martes, 20 de junio de 2017

Ensalada de aguacate con aderezo de limón y cilantro




Ingredientes:

El jugo de 2 limones
2 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharada de cilantro o culantro picado finamente
1 cabeza de lechuga, lavada y cortada en trozos de buen tamaño
2 tomates, cortados en rodajas o tajadas
½ cebolla morada, cortada en rodajas finas y enjuagadas con agua fría
1 aguacate, cortado en tajadas o cuadritos
Sal y pimienta al gusto

Elaboración:

Preparamos el aderezo mezclando el cilantro picado, el jugo de limón, el aceite, la sal y pimienta.
Ponemos la lechuga, tomates, cebolla y aguacate en una fuente para ensaladas.
Añadimos el aderezo a las verduras y mezclamos bien.

Consejos y reseñas:

Es una ensalada ideal para dietas, ya que solo incluye grasas naturales que sería el aguacate y el aceite de oliva.
La podéis usar para acompañar un pescado a la plancha o algún plato de pasta.


Ensalada de frutas con miel y naranja.




Ingredientes:

Un puñado pequeño de moras
Un puñado pequeño de arándanos
Un puñado pequeño de frambuesas
5 de uvas verdes, cortadas por la mitad
5 o 6 fresas, cortadas
2 o 3 trozos de piña fresca, cortadas
2 kiwis, cortados en rodajas
medio plátano cortado en rodajas en zumo de limón
4 o 5 mandarinas, divididas

Aderezo dulce

 ¼ de taza de zumo de naranja (puedes hacerlo con mandarinas)
2 cucharadas de zumo de limón
2 cucharadas de miel
3 o 4 hojas de hierbabuena, cortadas

Elaboración:

Por un lado, echamos toda la fruta en un bol, excepto el plátano, y apartamos.
Por otro lado, hacemos el aderezo echando el zumo de naranja, el zumo de limón, la miel y la hierbabuena en un recipiente. Cerramos el recipiente y agitamos para que se mezcle todo.


Para finalizar, echamos el aderezo al bol de frutas y mezclamos todo con dos cucharas, seguidamente añadimos el plátano en rodajas y listo para comer.


¡¡que lo disfrutes!!

Consejos y reseñas:

Esta deliciosa ensalada de fruta es ideal para la primavera y el verano, el frescor del limón y la hierba buena, la variedad de frutas y el dulzor de la miel causa una explosión de sabores y frescura en tu paladar. Además, podéis probar con otras frutas o añadir alguna nueva.

Tiene una gran cantidad de beneficios saludables: ayuda a bajar el colesterol, prevenir enfermedades cardiovasculares, aporta energía, disminuye la presión arterial, rejuvenece, proporciona vitaminas, minerales, fibras, proteínas, etc.

Para los musulmanes es una buena opción para completar la alimentación en el mes de Ramadán, ya que la dieta durante este mes debe ser simple e incluir alimentos de todos grupos: frutas, verduras, pan, cereales, patatas, carnes, pescados y otros, leche y lácteos. Y también evitar las comidas grasas y los excesos.

martes, 10 de enero de 2017

Gratén de patatas y espinacas




Ingredientes:

4 patatas.
600 gr. de espinacas.
50 gr. de queso rallado.
200 ml. de nata líquida.
200 ml. de leche (desnatada o semi).
3 huevos.
Nuez moscada.
Mantequilla.
Sal.
Pimienta.


Elaboración:

Para empezar con nuestras recetas con espinacas, en esta ocasión lo primero que haremos será hervir las espinacas unos quince minutos, las enfriamos con agua fría y las escurrimos bien. Mientras, cortamos las patatas en láminas lo más finas que podamos y vamos pre-calentando el horno. No te olvides de poner en marcha el horno, ya que si nos olvidamos de precalentar luego perderemos mucho tiempo.

Untamos un molde para horno con la mantequilla y ponemos una primera capa de patatas. Tenemos que intentar colocar las patatas de forma que no se vea la base del molde.

Colocamos una segunda capa, esta vez de espinacas y seguimos alternando las capas hasta que se nos acaben los ingredientes, dejando siempre que la última sea de patatas.

En un bol aparte mezclamos el resto de los ingredientes hasta que quede una mezcla perfecta.

Echamos la mezcla sobre las patatas, cubriéndolo todo muy bien y lo metemos en el horno a 180º durante unos 40 minutos. La mezcla tiene que quedarse cuajada y las patatas doraditas.

¡Y listas para comer!




Consejos y reseñas:

Los beneficios de las espinacas y la importancia de incluirlas en nuestra dieta son las siguientes: tienen bajas calorías y grandes cantidades de vitaminas, minerales y fibra.

Croquetas caseras de espinacas



Ingredientes:

1/2 kg. de espinacas.
3 huevos.
1 taza de pan rallado.
1/2 taza de aceite de oliva.
3/4 de taza de harina.
1/4 de taza de leche.
3 cucharadas de pan rallado.


Elaboración:

Lavamos las espinacas muy bien, las escurrimos y las cortamos en trocitos lo más pequeños que podamos.

Mezclamos las espinacas con 2 huevos, el queso, la leche y la harina hasta que obtengamos una pasta consistente. Podemos añadir un poco más de leche si vemos que no se mezclan bien los ingredientes.

Con las manos, le vamos dando la forma de las croquetas. ¡Recuerda prensarlas muy bien para que luego no se deshagan!

Ahora vamos a batir el huevo restante y bañar las croquetas en él. Luego las pasamos por el pan rallado y las echamos al aceite bien caliente para freírlas.

Las doramos bien, las colocamos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite y ¡a disfrutarlas!

¡Y listas para comer!

Consejos y reseñas:

Se pueden comer como plato principal con alguna guarnición o como entrada, se pueden hacer más pequeñas y alargadas para mojar en diferentes salsas.
Quedan crocantitas por afuera y cremosas por adentro y se pueden hacer al horno o a la sartén.
Al horno son mas saludables, con NADA de aceite, poniéndolas sobre una placa Silpat para que no se peguen y listo, de este modo sólo tendréis que usar unas gotitas de aceite para saltear las espinacas.