sábado, 6 de agosto de 2016

Gazpacho andaluz



Ingredientes:

1 kilo de tomates maduros
1 pimiento verde
Medio pepino
Un trocito de pan
Medio diente de ajo
100 ml de aceite de oliva virgen extra
30 ml de vinagre (el que os guste)
Sal
Agua (como ingrediente opcional)

Elaboración:

Para comenzar lavaremos bien los tomates y les quitamos el pedúnculo. Los pelaremos y cortaremos a trocitos.



Lo mismo con el pepino, lo lavamos, pelamos y cortamos. El pimiento lo lavamos, lo limpiamos por dentro para que no queden pepitas, y lo cortamos.


Pelamos los ajos.

A continuación, en una cacerola echamos los tomates, los pepinos, los pimientos, el ajo y el pan, y trituramos con la batidora.


Una vez lo tenemos triturado, podemos pasarlo por un chino para quitar las pieles, pepitas o cualquier impureza que se haya quedado. (opcional)


Después, ponemos el aceite de oliva y el vinagre y en este paso es cuando vamos ajustando de sal. Es mejor ir poniéndolo poco a poco para que salga perfecto y no pasarnos.


Para terminar, le ponemos unos hielos y a enfriarse. A mucha gente no le gusta lo del hielo porque lo deja muy líquido, así que hacedlo con tiempo y enfriarlo en la nevera sin problema.


Consejos:

Podemos añadir un poco de agua antes de triturar, si queremos un gazpacho más líquido para beber. Podéis usar un trocito de barra de pan, o pan de molde sin corteza.



En cuanto al pan, usaremos poco para que quede más suave.

sábado, 2 de julio de 2016

Mousse de chocolate


Ingredientes:

  • 200 gramos de chocolate semi amargo
  • 100 gramos de mantequilla
  • 150 gramos de azúcar
  • 6 huevos
  • pizca de sal
Elaboración:

Picamos o rallamos el chocolate y derretimos al baño María.


Cortamos la mantequilla en cubos y la agregamos al chocolate derretido, fuera del fuego. Revolvemos hasta que se funda y se mezcle completamente con el chocolate.


Separamos las yemas y las claras.


Batimos las claras con la pizca de sal hasta espumar. Agregamos la mitad del azúcar y continuamos batiendo hasta obtener un merengue francés. Reservamos.


A continuación, batimos las yemas con el resto del azúcar. Incorporamos el chocolate derretido con la mantequilla y mezclamos bien.


Agregamos el merengue en dos o tres veces, con movimientos envolventes, hasta integrar bien los ingredientes.


Echamos la preparación en copas o vasitos y dejamos reposar en el frigorífico durante 5 horas antes de servirlo.


Una vez listos, para decorar recomiendo utilizar crema chantilly y nueces partidas.

Consejos  y reseñas:

La mousse de chocolate se puede comer de esta forma, tal como queda, de manera directa a cucharadas, pero también se pueden hacer tartas y otras presentaciones.


Lo normal es que como está tan buena, la mousse no dure bastante tiempo en vuestra nevera, pero puede soportar entre 3 y 4 días en perfecto estado.
Como cualquier receta que lleve chocolate, el secreto está en usar el mejor chocolate que podamos conseguir. La mousse será tan buena como el chocolate que tiene de base.

Una mousse o espuma es un preparado culinario de origen francés. Sabemos que después de conocer el chocolate gracias a los españoles, a comienzos del siglo XVII, los chefs franceses comenzaron a utilizar este producto, y así crear la famosa “Mousse au chocolat”.


viernes, 1 de julio de 2016

Bruschettas de queso, tomate y orégano




Ingredientes:

*Para 6 bruschettas necesitas:
  • pan baguette o el que tengas
  • 2 a 3 cucharadas de aceite
  • 1/2 tomate
  • 1 lámina de queso o 1/4 taza si es queso rallado
  • 1 diente de ajo
  • orégano a gusto


Elaboración:

Primero cortamos el pan en 6 rebanadas y las ponemos en el horno para que se tuesten por los dos lados.

Una vez estén doradas, las sacamos del horno y frotamos con el ajo un lado de cada tostada.

Cuando todas las tostadas estén frotadas con ajo, le damos una pincela de aceite de oliva por encima de las tostadas con ayuda de una espátula.



A continuación, agregamos el queso a las tostadas, y por encima ponemos una o dos rodajas de tomate. Espolvoreamos el orégano y llevamos al horno a fuego medio hasta que el queso este derretido.



Saca del horno las bruschettas cuando el queso este listo y servimos.

Consejos  y reseñas:

Este plato sirve para acompañar con algún zumo o previo a una cena o comida. Es demasiado fácil de hacer y esta listo en 10 minutos o menos.

Podéis usar cualquier tipo de pan, ya que en el horno siempre quedará crujiente.

Por otro lado, podéis usar el queso que queráis, pero si este plato queréis servirlo en frio, sin necesidad de usar el horno, usar rodajas de queso mozzarella, con el tomate crudo y el orégano  quedará delicioso y dará frescura a este plato.